orden

Métodos alternativos para hacer hacer feliz a mamá

Ser mamá no es nada fácil. Ya sea como ama de casa o combinando esta difícil tarea con la vida profesional, la vida de mamá es lo que le sigue de estresante. Si no me crees, pregúntale a mamá qué estuvo su día. Si eres mamá, ¡dile a tus hijos que lean esto!

Una de las cosas que sin duda estresan a mamá es mantener la casa en orden. Todos entran y salen, pero alguien tiene que cerciorarse de que no hayan civilizaciones en desarrollo debajo de las camas y en el lavaplatos. Súmale el bonus extra de cuando tiene que dejar todo al cien antes de llevar a los peques a la escuela o si es madre soltera.

Esta estrada está dedicada a reconocer esta noble labor de soportar nuestros cambios hormonales de la adolescencia,  nuestros no a las verduras y los desvelos en nuestras enfermedades. Existen muchas cosas que la harían feliz y una de ellas es dedicarse a ella misma, sin preocuparse por mantener la casa ordenada. Ahora sí, van los

Pasos para mantener la casa en orden y hacer feliz a mamá en 5 pasos

 

  1. Limpieza expres. Hacer la cama es más que limpiar, debe ser un hábito. Si ya lo haces, puntos extra para tí. Si no, ponte las pilas y verás que hasta mejor te vas a sentir. Pasar la escobita o aspiradora, por lo menos -como dicen las abuelitas- “por donde pasa la suegra” no te quita mucho tiempo si lo haces a diario y no esperas a que se acumule la mugre. Vamos, tú puedes 😉
  2. Lavar los platos. Ojo, hay que levantar igual el plato de la mesa. Si cada miembro de la casa lava por lo menos el plato, vaso y cuchara después de usarlo, jamás veríamos las desagradables montañas. Y te lo prometo, a mamá no le divierte hacerlo, échale la mano.
  3. Sacar la basura. No es necesario esperar a que el contenedor “vomite” la basura. Cambia las bolsas del contenedor y saca esa bolsita llena. Una vez al año no hace daño, pero si la quieres ayudar siempre, ¡adelante! Ella te lo agradecerá.
  4. Utiliza sólo los trastes y ropa necesaria. A veces se nos hace fácil agarrar un vaso, y luego otro, y luego otro. Uno diferente cada cinco minutos. Si tienes el hábito de tomar mucha agua, puedes optar por una botella que rellenes y mantengas en el refrigerador. En cuando a la ropa, cuando te cambies antes de salir, aplica la del señor de las colchas “ahí le va esta otra, no le gusta, se la cambio”. ¿Cómo? Pues este famoso personaje además de negociador, es ordenado. Las colchas siempre están dobladitas. Ordena esa ropa que no vas usar y la sucia, ya sabes dónde colocarla.
  5. Este 10 de mayo (y el resto del año) ponte en sus zapatos. Haz un poco de lo que ella hace por ti a diario y dile cuánto la amas.
  6. Bonus extra: adquiere en Ideo uno de los dúos (o todos) de playeras para madre e hijos, sabemos que ¡mamá está en onda y le van a encantar!

Y si buscas más inspiración, acude a nuestra tienda en línea, siempre hay algo bonito para todos los gustos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *